miércoles, 12 de septiembre de 2012

Representantes de Organizaciones y Madres de Familia del Distrito de San Nicolás; Provincia de Carlos Fermín Fitzcarrald –Ancash, Participaron en taller de Sensibilización Nutricional.




La Lic. Marleni Cajusol  Morillo, miembro del Staf de Nutricionistas de NUTRIBELL PERÚ participó los días 10 y 11 de setiembre en  dos importantes talleres de sensibilización Nutricional, organizado por la Municipalidad del Distrito de  San Nicolás; Provincia de Carlos Fermín Fitzcarrald  en el departamento de Ancash, esto en el marco del Fortalecimiento de Capacidades para Buenas Practicas Alimentarias y contribuir   en la reducción de la desnutrición  crónica en el distrito antes mencionado.
Según  se pudo conocer  el índice de desnutrición se ha  incrementado  en un 40 % en los últimos años lo que ha motivado tomar estas medidas de prevención inmediatas.
Según manifestó la Nutricionista Marleni Cajusol,  en la zona  se cultiva alimentos que muy bien pueden ser aprovechadas por las madres para poder nutrir a  sus hijos menores de 5 años que es el mayor porcentaje de riesgo de desnutrición que existe.
Se espera que la Municipalidad, Sector Salud, Educación y otras Organizaciones del sector sigan uniendo esfuerzos para que se monitorice las orientaciones impartidas y de esta manera mejorar la calidad alimenticia de los niños y adultos de San Nicolás.

domingo, 9 de septiembre de 2012

Disminuir consumo de sal reduce la posibilidad de padecer cáncer estomacal



Un estudio determinó que 14% de los casos podrían evitarse si la gente limitara su consumo de cloruro de sodio a 6 gramos diarios .

Para muchos, la sal es lo que le da el sabor a las comidas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el reducir la cantidad que ingerimos podría tener múltiples beneficios para nuestra salud. Incluso, según revela un reciente estudio realizado por el Fondo Mundial para la Investigación de Cáncer (WCRF por sus siglas en inglés), el limitar su consumo evitaría 1 de cada 7 casos de cáncer estomacal.

“Esto coloca aun más énfasis en cambiar el estilo de vida para evitar que la enfermedad ocurra en primera lugar, por ejemplo reduciendo el consumo de sal y comiendo más frutas y vegetales”, afirma Kate Mendoza, jefa de información del WCRF, según informó la BBC. Cabe indicar que cada año un promedio de 800.000 personas mueren al año en el mundo a causa de este mal.

Según el WCRF, en promedio, la gente consume diariamente 43% más sal de la que se recomienda: 6 gramos. Según la mencionada organización, el 75% de la sal que comemos proviene de alimentos procesados, mientras que el otro 25% es añadido cuando preparamos los alimentos o ya cuando están en la mesa. Por esta razón, el WCRF está buscando que se establezca un sistema estandarizado de etiquetado para hacer más claro al consumidor la cantidad de sal, grasa y azúcar que contiene un producto.

    Colorantes en gaseosas y golosinas producen alergias, urticaria y rinitis



    Las etiquetas de los productos comestibles industrializados deben advertir sobre los riesgos para la salud que representa el consumo frecuente de ciertos insumos como azúcar, sodio y colorantes como la tartrazina, señaló hoy el decano del Colegio de Nutricionistas del Perú, Oscar Roy Miranda.
    Indicó que si bien los productos envasados cuentan con tablas informativas en los empaques, en el caso de los colorantes y preservantes solo se consigna información técnica sin mencionar si pueden ser nocivos para la salud.
    TARTRAZINA
    Roy Miranda dijo, a modo de ejemplo, que ello ocurre con el colorante amarillo denominado tartrazina, utilizado en la producción de bebidas gaseosas, rehidratantes, refrescos, postres y golosinas diversas.
    Explicó que la tartrazina puede ocasionar reacciones alérgicas, como urticaria, edema y rinitis, entre otras, en las personas que la ingieren, siendo más vulnerables los niños y las personas que padecen de asma.
    En la medida que el inicio del consumo sea a temprana edad, los procesos alérgicos serán más intensos, porque el sistema inmunológico de los menores está en proceso de formación y es más susceptible a sustancias químicas como la tartrazina.
    Indicó que existen productos, como algunas bebidas gaseosas y golosinas, que sí especifican que tienen tartrazina, pero no advierten el riesgo que puede generar a la salud su ingesta frecuente.
    SOBREPESO
    El decano sostuvo que la alta concentración de azúcar, sal y grasas saturadas o trans en los alimentos industrializados y su consumo frecuente provocan sobrepeso, obesidad, colesterol y triglicéridos altos que devienen luego en enfermedades como la diabetes, problemas cardiovasculares, daño a la retina e insuficiencia renal, e incluso cáncer.
    Por ello, remarcó que el Colegio de Nutricionistas del Perú apoya el proyecto de ley que propone regular la publicidad de los alimentos industrializados, dado que mediante la promoción y el marketing se induce de diversas maneras a consumir productos no saludables.
    “Los niños son los más vulnerables porque se les ofrece adicionalmente juguetes, láminas u otro producto coleccionable, lo cual hace muy atractivo el consumo de la comida procesada”, expresó.

      Consumir mucha azúcar nos haría perder la memoria



      Una dieta rica en endulzantes artificiales altera a largo plazo la capacidad del cerebro de aprender y recordar información .
      Alimentarnos con una dieta rica en productos azucarados tendría consecuencias graves para nuestra capacidad cerebral. Según un estudio realizado en Estados Unidos, consumir de manera habitual alimentos procesados y ricos en azúcar produce alteraciones en la memoria y el aprendizaje.
      La investigación se basa en los efectos que tienen cierto tipo de alimentos en nuestro organismo. “Lo que comemos afecta nuestra capacidad de pensar”, explica el autor del trabajo Fernando Gómez-Pinilla, docente de la Universidad de California en Los Ángeles.
      Según publica la web española ABC, citando el estudio difundido por Journal of Physiology, la prueba se realizó en ratones. A estos se les suministró “un tipo de jarabe de maíz, rico en fructosa y seis veces más dulce que el azúcar de caña, que se añade de forma habitual a los alimentos procesados, como las bebidas gaseosas, condimentos y alimentos para bebés”.
      El jarabe de maíz de alta fructosa es un endulzante líquido que se usa en la fabricación de alimentos y bebidas. Está presente en numerosos productos como gaseosas, bebidas de fruta, bebidas deportivas, productos horneados, caramelos, mermeladas, yogures, condimentos, alimentos enlatados y empacados y otros alimentos endulzados.
      El estudio precisó que la fructuosa utilizada no era la de tipo natural que está presente en muchas frutas y contienen también importantes antioxidantes.
      EL ESTUDIO
      Los ratones fueron divididos en dos grupos, a ambos se le suministró distintos niveles de fructosa durante seis semanas, pero un grupo de ellos también recibió ácidos grasos como el omega-3, “que protegen contra el daño que se produce en la sinapsis (las conexiones químicas entre las células cerebrales que benefician la memoria y el aprendizaje)”.
      “Antes del estudio, todos los animales eran capaces de navegar por un laberinto, que contenía numerosos agujeros, pero sólo una salida. Los científicos colocaron puntos de referencia visuales en el laberinto para ayudar a las ratas a aprender y recordar el camino”.
      Luego de seis semanas, el segundo grupo recorría en laberinto mucho más rápido y recordaban mejor el camino. El otro grupo de ratas, aquellas que no recibieron los ácidos grasos, se mostraron más lentas y sus cerebros mostraron una disminución en la actividad de las neuronas.

        lunes, 13 de agosto de 2012

        Vegetales verdes, frutas y frejoles previenen accidentes cerebrovasculares


        Estocolmo (Reuters). Las personas que consumen muchos alimentos ricos en magnesio, como vegetales de hoja verde, nueces y frejoles, padecen menos accidentes cerebrovasculares, según un análisis internacional que cubrió a más de 250.000 participantes.
        Pero los autores del estudio, publicado en American Journal of Clinical Nutrition, no recomendaron tomar suplementos diarios de magnesio, dado que sus análisis se concentraron en el mineral presente en los alimentos y los resultados del hallazgo podrían deberse a otra característica de la comida.
        “La ingesta de magnesio en la dieta está inversamente asociada con el riesgo de accidente cerebrovascular, especialmente de ACV isquémico”, escribió la autora Susanna Larsson, profesora del Instituto Karolinska en Estocolmo, Suecia.
        Los resultados sugieren que las personas consumen una dieta saludable al comer “alimentos ricos en magnesio, como los vegetales de hoja verde, nueces, frejoles y granos integrales”, añadió la experta.
        Larsson y sus colegas examinaron bases de datos de investigaciones de los últimos 45 años para detectar estudios que rastrearan cuánto magnesio consumían las personas y cuántas de ellas habían tenido un ACV.
        En siete estudios publicados en los últimos 14 años, unas 250.000 personas de Estados Unidos, Europa y Asia fueron seguidas por un promedio de 11,5 años. Alrededor de 6.500 de ellas, o el 3 por ciento, tuvo un ACV en el lapso del seguimiento.
        Por cada 100 miligramos extra de magnesio que comía una persona por día, el riesgo de un ACV isquémico -el tipo más común que suele provocar un coágulo sanguíneo que interrumpe el flujo- caía un 9 por ciento.
        MAGNESIO DIARIO
        La ingesta promedio de magnesio de los estadounidenses incluidos en el análisis era de 242 miligramos diarios. Estados Unidos recomienda que hombres y mujeres mayores de 31 años consuman 420 y 320 miligramos de magnesio diario, respectivamente.
        La mayoría de los estudios permitió a los investigadores descartar otros factores, como antecedentes familiares.
        No obstante, Larsson dijo a Reuters Health que no podía decir si otros aspectos de lo que las personas comían explicaba parcial o completamente el resultado.
        Se necesitan más estudios en profundidad antes de que los investigadores puedan decir que el magnesio fue lo que realmente redujo el riesgo de ACV, agregó la autora.
        Otros expertos señalaron que los resultados eran consistentes con las recomendaciones alimentarias.
        “Se trata de una dieta rica en frutas, vegetales y granos. Esas son cosas que tienen bajo sodio, alto potasio y alto magnesio”, dijo Larry Goldstein, director del centro de ACV del Centro Médico de Duke University en Durham, Carolina del Norte.

        Comer una manzana al día beneficia la salud cardiovascular



        Incluir una manzana dentro de nuestra dieta diaria puede hacer la diferencia en la salud de nuestro organismo. Así lo dio a conocer un estudio realizado en mujeres, que señala que el consumo de esta fruta beneficia el estado cardiovascular de las personas, reduciendo los niveles de colesterol malo e incrementando el bueno.
        La investigación publicada por la Universidad del Estado de Florida (Estados Unidos) indica que esta fruta contiene pectina y los polifenoles que reducen los niveles del llamado colesterol malo y de otros compuestos dañinos en la sangre. Asimismo, los investigadores indicaron que benefician la reducción del peso corporal, ya que proporcionan una sensación mayor de saciedad.
        “El estudio involucró a 160 mujeres de entre 45 y 65 años. Las participantes fueron divididas en dos grupos: uno debía consumir 75 gramos de manzanas secas diariamente durante un año y el otro grupo consumió ciruelas pasas”, publicó la web argentina Contexto.
        Se tomaron muestras de sangre de las mujeres a los tres, seis y doce meses del estudio. “Las mujeres que comieron las manzanas experimentaron una reducción de 23% en el colesterol LDL (lipoproteína de baja densidad o colesterol malo) y un aumento de 4% en el colesterol HDL (colesterol bueno)”.
        Otra ventaja fue que las 240 calorías diarias que se ingirieron al día con la manzana seca no provocaron un aumento de peso corporal en las mujeres.
        “De hecho, estas perdieron, en promedio, cerca de 1,5 kilos”.
        El investigador cree que el responsable de esta pérdida de peso es la pectina, un compuesto que, se sabe, produce una sensación de saciedad.
        Aunque el estudio se realizó en mujeres, los científicos indicaron que en varones los resultados no se verían modificados de forma dramática. “Estamos realizando una prueba mayor que incluya varones”, dijo el doctor Bahram Arjmandi.


          Naranja, papaya y alcachofa ayudan a prevenir la anemia



          Andina). La dieta a base de alimentos ricos en hierro; como el hígado, las legumbres, cereales y carnes, ayuda a prevenir la anemia, que en sus formas graves puede originar problemas del corazón, infecciones e incluso un menor coeficiente intelectual en niños.
          El director del Hospital Nacional Cayetano Heredia, Luis Dulanto, señaló que esta patología se evidencia especialmente en los niños menores de cinco años, cuando hay demasiado cansancio, sensación de falta de aliento, dolor en el pecho y bajo rendimiento.
          Las concentraciones bajas de hierro (anemia ferropénica) se deben por lo general a la pérdida de sangre, a la mala alimentación o a una incapacidad para absorber suficiente hierro de los alimentos, pero si esto se detecta a tiempo es fácil de tratar.
          QUÉ CONSUMIR
          Para evitar la anemia también es necesario consumir frutas que contengan vitamina C, como la naranja, mandarina, papaya, guayaba, kiwi, melón, limón, fresa, entre otros.
          En verduras se deben consumir aquellas de color verde oscuro, como la espinaca, brócoli, acelga, alcachofa, berros, pimiento rojo, menestras, perejil, entre otras.


          miércoles, 25 de julio de 2012

          LAS BONDADES DEL YOGURT


          Disminuye el colesterol, favorece la absorción de grasas, combate la diarrea y estreñimiento, evita las infecciones y reconstruye la flora intestinal. ¿Te parece poco?


          El yogurt, definido por el Codex Ali­mentarius como leche, (usualmente de vaca) que ha sido fermentada con Streptococcus thermophilus y Lactobascillus bulgaricus, bajo condiciones definidas de tiempo y temperatura; es un alimento nutritivo y funcional conocido desde la antigüedad. Se destacan sus efectos beneficiosos para el organismo humano, por su contenido de nutrientes y de mi­croorganismos no patógenos y no tóxicos.
          Entre sus ingredientes activos destaca el calcio, el mismo que en el cuerpo humano está presente principalmente en los huesos y en los dientes, así como en el fluido intra y extracelular. Las pérdidas diarias de calcio se pueden reemplazar a través de la dieta. La ingestión adecuada de calcio puede ser benéfica para la prevención y tratamiento de la osteoporosis.
          Los adolescentes y las personas de edad avanzada son particularmente vulnerables a los efectos adversos de la ingestión in­adecuada de calcio. Los productos lácteos proveen un alimento rico en calcio de alta biodisponibilidad, es decir bastante utilizable por el organismo.
          Cabe precisar, que el yogurt en particular es un alimento muy bien tolerado por su buena digestión (se digiere dos veces más rápido que la leche). Para las personas con deficiencia de lactasa, es una opción saludable en todas las etapas de la vida. Además, el calcio presente en el yogurt se ha disuelto en el ácido láctico del producto, haciendo más fácil la absorción de este importante mineral.
          Otros ingredientes activos importantes del Yogurt son las proteínas, que en el caso de este producto son de de alto valor biológico. Las proteínas en el yogurt se encuentran en una mayor concentración que en la leche y su importancia radica en que interviene en la formación, mantenimiento y renovación de los tejidos corporales.
          Fuente importante de vitaminas,
          minerales y oligoelementos
          Por su contenido de Magnesio y Zinc, el yogurt contribuye en el funcionamiento adecuado del sistema inmunológico del cuerpo, además de facilitar los procesos de mineralización del sistema óseo.
          Como fuente de Vitaminas del Complejo B Tiamina, Riboflavina, Cianocobalamina, Desempeña un papel muy importante en la utilización de la energía y contribuye en el funcionamiento del sistema nervioso.
          Por su aporte en Vitamina C, contribuye en la cicatrización de heridas, la reparación y man­tenimiento de cartílago, huesos y dientes. Interviene como antioxidante bloqueando parte del daño causado por los radicales libres a los tejidos del cuerpo.
          El Yogurt también aporte Vitamina A y Zinc; composición nutricional que indica su poten­cial como Alimento de calidad.
          Reduce trastornos intestinales y
          mejora la tolerancia a la lactosa
          Son muchos los mecanismos de acción de las bacterias probioticas para evitar la coloniza­ción y el desarrollo de gérmenes patógenos y para estimular el sistema inmunitario.
          Los Lactobacillus, inhiben el crecimiento de bacterias enteropatogenicas (Escherichia, Sal­monella, Shigella, Pseudomonas, Clostridium y Staphilococcus) al producir sustancias anti­microbianas; además reducen la capacidad de las bacterias enteropatógenas para colonizar, lesionar la mucosa intestinal y producir enfer­medad; así como mejora el tránsito intestinal por acción del Lactobacillus Acidofilus, y la fibra (pectina) proveniente de las frutas. Esto explica su participación en la prevención de trastornos intestinales (diarrea, flatulencia, estreñimiento o infecciones digestivas)
          Asimismo, los Lactobacillus degradan los azúcares de la leche (lactosa), generando ácido láctico, favoreciendo de esta manera su digestión y evitando el desarrollo de bac­terias dañinas en el intestino derivadas de la descomposición de los alimentos. Contando así las personas con intolerancia a la Lactosa con un alimento alternativo: El Yogurt.
          Fortalece el sistema inmunitario y tiene un efecto metabólico.
          Los Lactobacillus favorecen la producción de IgA a nivel intestinal y estimulan la activación de los macrófagos así como las estructuras linfoides; reforzando de esta manera las defensas inmunitarias locales y generales.
          Diferentes estudios demuestran que el con­sumo de Yogurt elaborado con leche descre­mada, ha tenido una respuesta favorable en la disminución de los niveles de colesterol, por lo que puede pasar a formar parte de la dieta en aquellas personas que presentan riesgo cardiovascular.
          Hay más de una razón por la cual el consumo de yogurt se convierte en un aliado de la salud. Atrévete a probarlo.



          Por:
          Lic.
          Marleni Cajusol Morillo
          CNP 1982
          luzcam4@hotmail.com

          miércoles, 29 de febrero de 2012

          PORQUÉ ENGORDAMOS


          Porqué Engordamos - el proceso de acumular grasa corporal
          En los tiempos de mi niñez (década de 1970) nadie se preocupaba de las calorías que ingería. Los productos alimenticios simplemente se ofrecían con atributos como sabor, precio, pero nunca por su contenido energético.

          En estos tiempos de una obesidad con niveles epidémicos, mucha gente está preocupada por cuántas calorías consume.

          Muchos productos se venden con la promesa de proporcionar cierta cantidad de calorías (en realidad kilo-calorías). 
          En teoría, una mujer en edad adulta necesita consumir en promedio 1500 calorías y un varón adulto unas 2200 calorías al día.

          El problema es que la mayoría de nosotros, que trabajamos en oficina o en el hogar, y que nos desplazamos en automóvil o en camión diariamente, requerimos aún menos calorías que este promedio. Aquellos que hacen deporte o ejercicio, obviamente necesitarán más que el promedio que mencioné.

          Para efectos matemáticos del nuestro ejemplo, tomemos como base una mujer que necesita el promedio, es decir, 1500 calorías al día.

          Ahora bien, cuando nuestro cuerpo consume más calorías de las que “quema”, el organismo tiende a convertir estas calorías extra en grasa, una forma eficiente de guardar energía para el caso de una escasez futura. Las grasas aportan 9 calorías por gramo, y al estar almacenada un gramo de grasa, puede ser convertida de nuevo por nuestro cuerpo en 9 calorías de energía cuando las necesitemos.

          Así, si una mujer consume en exceso tan solo 180 calorías extra al día (lo que aporta una galleta de chocolate), es decir un total de 1680 calorías, cada día su cuerpo convertirá esas 180 calorías en 20 gramos de grasa, no es mucho, ¿verdad?. Pero a lo largo de un mes, habrá acumulado 600g de grasa corporal, en dos meses, 1.2 kg. A la vuelta de un año, ya tendrá en su haber 7.2 kg de grasa adicional a su peso ideal.

          Pero esto no es todo, ciertos alimentos, como las mantequillas, margarinas, mantecas aceites refinados (sí, por desgracia TODOS los aceites incluyendo el de oliva), al ser alimentos aislados artificialmente, van directo a de nuestra boca los depósitos de grasa (lonjas o llantas, celulitis, etc.). La causa de este fenómeno es que nuestro cuerpo está diseñado para procesar carbohidratos complejos, proteínas y grasas en su estado natural (por ejemplo el contenido calórico del brócoli es: 50% de proteínas, 25% de grasas y 25% de carbohidratos), pero no para procesar elementos alimenticios de manera aislada.

          También, un nivel alto de insulina en la sangre es un disparador de acumulación de grasa corporal. Los niveles de insulina se elevan consistentemente por cada kilogramo extra que tengamos por encima de nuestro peso ideal, así que se crea un efecto de “bola de nieve” o “círculo vicioso”: ¡mientras más engordemos, más facilidad tenemos para engordar aún más!

          Algunos alimentos como las harinas refinadas o el azúcar crean picos de insulina que a su vez fomenta la acumulación de grasa corporal.

          Como vemos, la matemática de las calorías no lo es todo, hay alimentos que disparan y multiplican el proceso de engordar.

          En el siguiente número analizaremos el proceso de adelgazar.

          Por: Vicente Victorica
          Autor del libro “
          La Dieta final

          ERRORES MAS COMUNES PARA ADELGAZAR

          ¿Ha cometido usted alguno de los 5 Errores más Comúnes para Adelgazar?
          Es difícil saber de alguien que no haya estado en algun momento de su vida tratando de bajar de peso, sea con una dieta formal, con la receta que le pasaron las amigas o con la última píldora para adelgazar.

          Aquí presentamos 5 de los errores que con mayor frecuencia se comenten al tratar de adelgazar. Hágase un favor... trate de evitarlos.
          Error # 1: Matarse en el Gimnasio sin Cambiar de Alimentación
          ¿Sabía que toda una semana de duras rutinas en un gimnasio/aerobix puede irse a la basura fácilmente si come un sólo bocadillo denso en calorías?
          Un pastellillo, un helado, unas frituras, pueden acabar en 3 minutos con lo que logramos avanzar toda la semana con ejercicio. Y otros alimentos que parecen saludables, también pueden estropear lo que obtuvo con sudor y esfuerzo: jugos de frutas (sí, leyó usted bien), yogurt, cereales con leche.
          Aunque es muy cierto que el ejercicio es un excelente complemento a una buena dieta, definitivamente no puede sustituir a una dieta adecuada.
          Con los alimentos modernos densos en calorías de hoy en día podemos fácilmente consumir el triple de las calorías que necesitamos al día, sin siquiera notarlo: pastelillos, caramelos, bebidas gaseosas, helados, frituras... la lista es larga.
          Aunque pudiéramos pasar 8 horas al día haciendo ejercicio, nunca podríamos llegar a compensar el exceso de calorías consumido con una pequeña porción de estos alimentos "chatarra". Como lo explico en mi libro "La Dieta Final", también hay alimentos que la sabiduría popular considera como "sanos" y que realmente están muy lejos de serlo. (lea gratuitamente el Capítulo 1 del libro aquí)
          Error # 2: Pensar que con bebidas "light" o dietéticas adelgazaremos
          Le tengo malas noticias: Nadie jamás adelgazará tomando bebidas dietéticas.

          1. porque no aportan ningún nutriente en absoluto

          2. porque el efecto psicológico de tomar una bebida con "cero calorías" nos da "puerta abierta" para consumir más calorías de los otros alimentos. Estudios serios han detectado que las personas que consumen estas bebidas terminan consumiendo más calorías que aquellas que no lo hacen (Fuhrman 2003).
          Además hay un gran riesgo: el Aspartame®, el Nutrasweet® y el Splenda® (endulzantes artificiales sintéticos) son sospechosos de ser causa de cáncer y tumores cerebrales (Roberts, 2002), puesto que son productos químicos totalmente artificiales y sintetizados en laboratorios industriales, ni una pizca de ellos es natural, no contienen ninguna fibra, vitaminas, u otro nutriente benéfico.
          Error # 3: Adelgazaremos tomando *mucha* agua
          El agua es un elemento indispensable para la alimentación del ser humano. Debemos tomar suficiente agua para nuestras necesidades diarias. Sin embargo, tomando más agua de la necesaria no lograremos adelgazar. 
          Nuestro cuerpo esta muy bien diseñado, y no lo podemos "engañar" pues detecta perfectamente que necesita ciertos nutrientes. El agua carece de nutrientes, y de calorías. El cuerpo humano necesita calorías provenientes de carbohidratos complejos y proteinas, también de fibra, fitoquímicos, ácidos grasos, vitaminas, minerales, antioxidantes, etc. La única manera de adelgazar sanamente es consumiendo muchos nutrientes y pocas calorías.
          Ahora bien, todos los alimentos, en especial aquellos ricos en proteínas, requieren de agua para su digestión. Si usted come mucha carne y harinas refinadas, pero pocas frutas y verduras, necesitará mucha más agua para poder digerir esos alimentos "secos".
          Error # 4: Para adelgazar sólo debo comer menos
          Falso. Aunque mañana comienzara usted a comer la mitad de lo que hoy come, lo más seguro es que aún seguirá ganando peso - aunque más lentamente, y además sufrirá un hambre "de muerte". Esto es porque el 90% de la población se alimenta equivocadamente, con ingredientes altos en calorías y bajos en nutrientes naturales. 
          El error no está en "cuánto" comemos sino en "qué" tipo de almientos comemos. Hay alimentos naturales que - aunque coma todo el día hasta saciarse - le ayudarán a adelgazar, puede comer "kilos" de estos alimentos al día, y de hecho yo le recomiendo que lo haga. Y por otro lado hay ciertos alimentos o ingredientes procesados y de consumo muy común que nos harán engordar aún si ingerimos una pequeña cucharada al día. ¿Observa la diferencia abismal?
          No es la cantidad, es la calidad. En el Libro Dieta Final le mostraré cómo comer MUCHO y aún así adelgazar, quedar satisfecho y mejorar su salud. (lea gratuitamente el Capítulo 1 aquí)
          Error # 5: Para adelgazar, compraré una caja de Xenical ®
          Si bien las cápsulas Xenical® (Ingrediente activo: Orlistat) y otras cápsulas equivalentes tienen un cierto grado de absorción de grasa dietética (la grasa que se ingiere, no la que ya tenemos acumulada en el cuerpo), las cápsulas no son la solución, pues no se está intentando atacar el problema de raíz (la mala alimentación) sino que es un paliativo para seguir comiendo alimentos con grasa sabiendo que por otro lado la podemos eliminar usando Xenical® (según el fabricante, Roche, esta eliminación es como máximo de sólo un 30% de la grasa que se ingiere). 
          Estoy tomando el ejemplo del Xenical® porque es un medicamento aprobado por las autoridades sanitarias por no causar hasta el momento efectos secundarios. Pero tenga mucho cuidado si intenta tomar otro medicamento o sustancia para adelgazar distintos al Xenical® pues puede poner en grave peligro su salud.
           
          Conclusión
          No hay nada que pueda sustituir una alimentación verdaderamente sana constituida en su gran mayoría de alimentos naturales, no procesados, frescos y "vivos", con alta cantidad de fibra, anti-cancerígenos, anti-edad (antioxidantes) otros muchos nutrientes que no se encuentran en un alimento de "comida rápida" ni en la comida que el 90% de la población está acostumbrada a comer diariamente.
          Si usted desea en verdad adelgazar rápidamente y a la vez mejorar su salud dramáticamente, no hay atajos, sólo una alimentación adecuada y ejercicio moderado supervisado por un profesional.

          Por: Vicente Victorica
          Autor del Libro Dieta Final

           

          LAS GRASAS TRANS


          Para muchas personas es difícil comprender la lenta destrucción en nuestro organismo y las graves enfermedades que nos ocasionan ciertos tipos de ingredientes.
          Si a usted le ofrecieran un vaso con cianuro, por supuesto no se lo tomaría, porque sabe que es un veneno con consecuencias inmediatas
          Pero cuando no vemos o sentimos los efectos inmediatos de los alimentos que ingerimos, pensamos que son sanos o que al menos no nos harán daño nunca.
          Sobretodo cuando el efecto inmediato es un sabor "agradable" o "familiar".
          Esto es lo que está pasando con los muchos de los ingredientes que se utilizan en la preparación de alimentos modernos, que literalmente son venenos a largo plazo con un sabor agradable. Los laboratorios de la industria alimenticia pueden imitar casi cualquier sabor o aroma con sustancias químicas y saborizantes artificiales.  
          El mejor ejemplo de un veneno a mediano plazo son las Grasas Trans, o grasas "hidrogenadas". Son la versión sintética de la manteca de cerdo: fueron diseñadas en el laboratorio con un sabor y consistencia similar, y su vida útil se alarga en gran manera antes de hacerse rancias. Pero todo viene con un precio: la salud del consumidor.
          Usando la misma visión limitada de que si una comida no mata inmediatamente al ser ingerida, tiene que ser sana, la FDA y otros organismos "reguladores" de la salud pública en el mundo han aprobado el uso de muchos ingredientes y alimentos que son mortales a mediano y a largo plazo.
          Incluso nuestros niños están en peligro al comer las "patatas a la francesa", que siempre son fritas en grasas trans. El estudio médico "Bogalusa Heart Study" publicado en 1992 [1] confirmó la existencia de placas grasas y depósitos en las arterias de la mayoría de los niños y adolescentes norteamericanos. Esto es el principio de la arteriosclerosis y los ataques cardiacos. Este es uno de los resultados de consumir alimentos con grasas poli-saturadas de origen animal o hidrogendas de origen vegetal.
          El problema con las grasas trans es que su efecto es acumulativo, y al llegar a los 40 años de edad, una persona que se ha alimentado constantemente con ingredientes como estos, tiene un 40% de sufrir un ataque al corazón. [2]
          Qué son las "Grasas Trans"
          Es un lípido sometido a un proceso de "hidrogenación", en el cual se agregan moléculas de hidrógeno a las grasas no saturadas, y estos aceites que son líquidos a temperatura ambiente, se vuelven grasas más sólidas, como la margarina.
          El objetivo de este proceso artificial es que su vida útil se extienda y puedan ser reutilizadas una y otra vez en los restaurantes de comida rápida, o pueden ser añadirlas a las galletas o la repostería para dar consistencia y sabor.
          Aunque la hidrogenación no hace que la grasa se sature totalmente, crea ácidos grasos trans, que son tan dañinos como las mismas grasas saturadas de origen animal.
          Consecuencias
          Se ha acumulado evidencia que vincula a estas grasas producidas artificialmente con el cáncer y enfermedades cardiacas. Por ejemplo, pueden elevar el riesgo de cáncer de pecho hasta 40% [4]
          El colesterol sube más al ingerir grasas trans, que si consumiera alimentos con colesterol [3]. Muchos alimentos elaborados con aceites hidrogenados se anuncian como "libre de colesterol", pero en el nivel de colesterol, el efecto de consumir donas fritas con manteca vegetal es peor que comer ocho tiras de tocino (bacón).
          Consejo
          Mi consejo es evitar en todo lo posible consumir los alimentos que contienen grasas trans. Lea las etiquetas para identificar ingredientes como: "aceite vegetal parcialmente hidrogenado", y no consumirlos.
          Esta es la lista, que no pretende ser completa, de alimentos que con grasas trans:
            - Patatas fritas a la francesa (french fries)
            - Panadería como Donas, Cuernitos (crossain), Pan Danés, Hojaldre, etc.
            - Muchos tipos de galletas (lea la etiqueta)
            - Sustitutos de crema para café no lácteos (como cofee-mate)
            - Gatorade y otras "bebidas deportivas" (lea los ingredientes si lo duda)
          Y todo lo que contenga como ingrediente base:
            - Margarina
            - Sustitutos de mantequilla
            - Manteca vegetal (aceites hidrogenados de palma, coco, soya, etc.)
          Conclusión
          No sólo debemos evitar este tipo de ingredientes dañinos para tener niveles sanos de colesterol, triglicéridos y glucosa, sino también debemos procurar aquellos ingredientes y alimentos naturales realmente sanos, existen cientos de estos que nos brindan toda la fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes y anti-cancerígenos. Los alimentos naturales de origen vegetal ricos en fibra nos protegen de cáncer, obesidad, y enfermedades cardiacas.
          Pero tristemente la persona promedio sólo consume regularmente el 5% de ellos.
          En su salud, usted decide, hágalo sabiamente.
          Por: Vicente Victorica
          Autor del
          Libro La Dieta Final