lunes, 13 de agosto de 2012

Vegetales verdes, frutas y frejoles previenen accidentes cerebrovasculares


Estocolmo (Reuters). Las personas que consumen muchos alimentos ricos en magnesio, como vegetales de hoja verde, nueces y frejoles, padecen menos accidentes cerebrovasculares, según un análisis internacional que cubrió a más de 250.000 participantes.
Pero los autores del estudio, publicado en American Journal of Clinical Nutrition, no recomendaron tomar suplementos diarios de magnesio, dado que sus análisis se concentraron en el mineral presente en los alimentos y los resultados del hallazgo podrían deberse a otra característica de la comida.
“La ingesta de magnesio en la dieta está inversamente asociada con el riesgo de accidente cerebrovascular, especialmente de ACV isquémico”, escribió la autora Susanna Larsson, profesora del Instituto Karolinska en Estocolmo, Suecia.
Los resultados sugieren que las personas consumen una dieta saludable al comer “alimentos ricos en magnesio, como los vegetales de hoja verde, nueces, frejoles y granos integrales”, añadió la experta.
Larsson y sus colegas examinaron bases de datos de investigaciones de los últimos 45 años para detectar estudios que rastrearan cuánto magnesio consumían las personas y cuántas de ellas habían tenido un ACV.
En siete estudios publicados en los últimos 14 años, unas 250.000 personas de Estados Unidos, Europa y Asia fueron seguidas por un promedio de 11,5 años. Alrededor de 6.500 de ellas, o el 3 por ciento, tuvo un ACV en el lapso del seguimiento.
Por cada 100 miligramos extra de magnesio que comía una persona por día, el riesgo de un ACV isquémico -el tipo más común que suele provocar un coágulo sanguíneo que interrumpe el flujo- caía un 9 por ciento.
MAGNESIO DIARIO
La ingesta promedio de magnesio de los estadounidenses incluidos en el análisis era de 242 miligramos diarios. Estados Unidos recomienda que hombres y mujeres mayores de 31 años consuman 420 y 320 miligramos de magnesio diario, respectivamente.
La mayoría de los estudios permitió a los investigadores descartar otros factores, como antecedentes familiares.
No obstante, Larsson dijo a Reuters Health que no podía decir si otros aspectos de lo que las personas comían explicaba parcial o completamente el resultado.
Se necesitan más estudios en profundidad antes de que los investigadores puedan decir que el magnesio fue lo que realmente redujo el riesgo de ACV, agregó la autora.
Otros expertos señalaron que los resultados eran consistentes con las recomendaciones alimentarias.
“Se trata de una dieta rica en frutas, vegetales y granos. Esas son cosas que tienen bajo sodio, alto potasio y alto magnesio”, dijo Larry Goldstein, director del centro de ACV del Centro Médico de Duke University en Durham, Carolina del Norte.

Comer una manzana al día beneficia la salud cardiovascular



Incluir una manzana dentro de nuestra dieta diaria puede hacer la diferencia en la salud de nuestro organismo. Así lo dio a conocer un estudio realizado en mujeres, que señala que el consumo de esta fruta beneficia el estado cardiovascular de las personas, reduciendo los niveles de colesterol malo e incrementando el bueno.
La investigación publicada por la Universidad del Estado de Florida (Estados Unidos) indica que esta fruta contiene pectina y los polifenoles que reducen los niveles del llamado colesterol malo y de otros compuestos dañinos en la sangre. Asimismo, los investigadores indicaron que benefician la reducción del peso corporal, ya que proporcionan una sensación mayor de saciedad.
“El estudio involucró a 160 mujeres de entre 45 y 65 años. Las participantes fueron divididas en dos grupos: uno debía consumir 75 gramos de manzanas secas diariamente durante un año y el otro grupo consumió ciruelas pasas”, publicó la web argentina Contexto.
Se tomaron muestras de sangre de las mujeres a los tres, seis y doce meses del estudio. “Las mujeres que comieron las manzanas experimentaron una reducción de 23% en el colesterol LDL (lipoproteína de baja densidad o colesterol malo) y un aumento de 4% en el colesterol HDL (colesterol bueno)”.
Otra ventaja fue que las 240 calorías diarias que se ingirieron al día con la manzana seca no provocaron un aumento de peso corporal en las mujeres.
“De hecho, estas perdieron, en promedio, cerca de 1,5 kilos”.
El investigador cree que el responsable de esta pérdida de peso es la pectina, un compuesto que, se sabe, produce una sensación de saciedad.
Aunque el estudio se realizó en mujeres, los científicos indicaron que en varones los resultados no se verían modificados de forma dramática. “Estamos realizando una prueba mayor que incluya varones”, dijo el doctor Bahram Arjmandi.


    Naranja, papaya y alcachofa ayudan a prevenir la anemia



    Andina). La dieta a base de alimentos ricos en hierro; como el hígado, las legumbres, cereales y carnes, ayuda a prevenir la anemia, que en sus formas graves puede originar problemas del corazón, infecciones e incluso un menor coeficiente intelectual en niños.
    El director del Hospital Nacional Cayetano Heredia, Luis Dulanto, señaló que esta patología se evidencia especialmente en los niños menores de cinco años, cuando hay demasiado cansancio, sensación de falta de aliento, dolor en el pecho y bajo rendimiento.
    Las concentraciones bajas de hierro (anemia ferropénica) se deben por lo general a la pérdida de sangre, a la mala alimentación o a una incapacidad para absorber suficiente hierro de los alimentos, pero si esto se detecta a tiempo es fácil de tratar.
    QUÉ CONSUMIR
    Para evitar la anemia también es necesario consumir frutas que contengan vitamina C, como la naranja, mandarina, papaya, guayaba, kiwi, melón, limón, fresa, entre otros.
    En verduras se deben consumir aquellas de color verde oscuro, como la espinaca, brócoli, acelga, alcachofa, berros, pimiento rojo, menestras, perejil, entre otras.